Cargando

Escriba su búsqueda

DECLARACION DE SAN SALVADOR

Uncategorized

DECLARACION DE SAN SALVADOR

admin 16/04/2018
Share

REUNION CENTROAMERICANA Y DEL CARIBE DE TRASPLANTE RENAL

San Salvador, El Salvador 17-20 agosto 2017

DECLARACION DE SAN SALVADOR

“Trasplante Renal, la alternativa terapéutica más económica

para la Enfermedad Renal Crónica”

Basado en los lineamientos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la

Asociación Centroamericana y del Caribe de Nefrología e Hipertensión (ACECANH), la

Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión (SLANH) y la Sociedad de

Trasplante de América Latina y el Caribe (STALYC), en el mes de agosto del 2017 se

realizó la II Reunión Centroamericana y del Caribe de Trasplante Renal, en San

Salvador, El Salvador, con la presencia del Vicepresidente de la SLANH para la Región

4 y Presidente de la Asociación Centroamericana y del Caribe de Nefrología e

Hipertensión (ACECANH), Presidente y Presidente electo de la Sociedad de Trasplante

de América Latina y el Caribe (STALYC), Secretario General de SLANH, consejeros de

STALYC, representante del Registro Latinoamericano de Trasplantes, así como

Presidentes y Representantes de las Sociedades de Nefrología de los Países de la

Región y autoridades del Ministerio de Salud de El Salvador.

Los participantes de la región consideramos que:

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) constituye un gran problema de salud que afecta

cerca del 10% de la población mundial. La Organización Mundial de la Salud

(OMS) / OPS y la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) / SLANH la definen

como una verdadera epidemia global que va en aumento.

La Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión (SLANH) y la Sociedad de

Trasplante de América Latina y el Caribe (STALYC) se han comprometido a trabajar en

proyectos conjuntos de alcance regional a fin de apoyar el establecimiento de

programas apropiados de trasplante renal en países de la Región con ingresos bajos y

medios.

El número de pacientes con ERC crece en todo el mundo rápidamente como

consecuencia de las mejores posibilidades de identificación, detección y diagnóstico,

aunado a la epidemia global de diabetes tipo 2, Hipertensión Arterial y otras causas

de ERC.

Los costos de la terapia de reemplazo renal son altos, incluso para los países

desarrollados, resultando a la vez inaccesibles para muchas economías emergentes.

La mayoría de los pacientes que ingresan a diálisis por ERC estadío 5 en países con

ingresos económicos bajos mueren o suspenden el tratamiento dentro de los 3

primeros meses desde su inicio debido a restricciones económicas.

La ERC estadío 5 presenta dos medidas terapéuticas básicas: la diálisis (hemodiálisis y

diálisis peritoneal) y el trasplante renal. Numerosos estudios han demostrado que este

último es una terapia que mejora la sobrevida a largo plazo cuando se compara con la

diálisis, resultando por tanto en el tratamiento de elección para los pacientes con ERC

estadío 5, debido a sus menores costos y a que ofrece una mejor evolución de la

enfermedad, siendo la única opción de tratamiento sostenible para la ERC en países

con bajos ingresos, ya que es más barata y proporciona mejor evolución a los

pacientes en relación a otros tratamientos.

En la actualidad, la OMS considera críticas las donaciones de órganos tanto de donante

vivo como de donante fallecido para que las naciones puedan alcanzar la

autosuficiencia en el área del trasplante renal. En este sentido, se observa una gran

heterogeneidad en la donación de órganos, con tasas muy bajas en países en vías de

desarrollo comparado a los países desarrollados y justo en los países con desventajas

económicas se observa un predominio de donante vivo. No hay país en el mundo, sin

embargo, en el que se generen las suficientes donaciones de órganos como para

satisfacer las necesidades de sus ciudadanos.

A pesar de ser el trasplante renal la mejor opción terapéutica para la ERC estadío 5 y

la más económica, en la actualidad no es la terapia más empleada entre otras cosas

por las limitaciones económicas de los países, considerándose menos prioritario que

la atención de otras necesidades fundamentales de la salud pública, aunados a

escasos presupuestos en proporción al Producto Interno Bruto (PIB) de cada nación.

Aún en los países del primer mundo los desafíos técnicos de la cirugía y las

consecuencias de la inmunosupresión limitan el número de receptores adecuados. Las

tasas de donación también pueden verse afectadas por la falta de un marco legal

sobre el concepto de muerte cerebral y por limitaciones de tipo religioso, cultural y

social.

Pero, sin duda, los factores más decisivos son la escasez de órganos donados, la falta

de recursos económicos y la carencia de recursos humanos con el entrenamiento y la

experiencia adecuados. Estos problemas tienen soluciones que involucran un amplio

rango de actuaciones sociales, profesionales, gubernamentales y políticas,

procurando aumentar la conciencia sobre el éxito del trasplante de órganos.

En consideración a lo anterior, Declaramos:

1.- Que la incidencia y prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica muestra un

crecimiento rápido en todo el mundo y Centroamérica no es la excepción, lo

que incrementa la demanda de terapias de sustitución renal costo-efectivas.

2.- Nuestro total apoyo para impulsar el desarrollo del trasplante de órganos

en cada país de la región, aumentando el número de trasplantes e

incentivando la creación de programas de trasplantes en los países que

carecen de ellos.

3.- Se debe establecer como una prioridad el acceso universal de la población

al trasplante de órganos y la creación o fortalecimiento de Programas de

Trasplante de donante fallecido en todos los países de la región.

4.- Reconocer como una necesidad la creación y desarrollo de los Registros de

Trasplantes en cada país de la Región, así como crear el Registro

Centroamericano y del Caribe de Trasplante en articulación con los de la

STALYC y SLANH.

5.- Como muy importante crear consciencia entre los Ministerios de Salud de

cada país para mejorar las políticas públicas sobre la necesidad de estimular y

expandir los programas de trasplantes y el hecho de que los Ministerios de

Salud de cada país aumenten el presupuesto para los programas de

trasplantes.

6.- Como muy importante demandamos a los Ministerios de Salud de la región

la creación de estructuras nacionales de donación y trasplante, así como el

establecimiento de una coordinación nacional de trasplante.

7.- Hay una gran necesidad en la región de personal humano con

entrenamiento especializado como técnicos de laboratorio de

histocompatibilidad, nefrólogos de trasplante, cirujanos de trasplante,

nefropatólogos, enfermeras de trasplante, entre otros, lo que demanda una

estrecha cooperación entre países de la región y las Sociedades médicas para

favorecer su entrenamiento, estimulando la rotación por programas formales

de cada área ya establecidos.

8.- La necesidad de fomentar la educación continua entre los profesionales de

la salud y en especial de los que trabajan en trasplante con el objetivo de elevar

el nivel académico en la Región.

9.- Nuestra recomendación del uso rutinario de inducción en el trasplante

renal. Igualmente, aceptamos el uso de medicamentos inmunosupresores

genéricos únicamente cuando cumplan con las regulaciones de aprobación de

la FDA y EMA y se creen los medios que permitan medir su eficacia y seguridad.

10.- La necesidad de que, por medio de un documento legal, en cada país se

garantice la no sustitución de los inmunosupresores que el paciente usa desde

el momento en que se trasplantó, prohibiendo esta acción.

11.- Nuestra firme condena a la comercialización de órganos para trasplante

en cualquiera de sus formas y nuestra adherencia a los principios de las

declaraciones de Aguascalientes, Ámsterdam y Estambul.

12.- Nuestro apoyo a la actualización de las leyes sobre trasplante en los países

que ya las tengan y la creación de leyes en aquellos países que todavía no

tengan legislación sobre trasplantes.

13.- La necesidad de formular un cuerpo de indicadores y un cronograma de

evaluación de los avances en la región sobre los trasplantes de órganos.

Dado en la ciudad de San Salvador, El Salvador, a los 20 días del mes de agosto del año

2017.

Dr. Guillermo Álvarez Dr. Francisco González

Vice-Presidente SLANH Región 4 Presidente de STALYC

y Presidente de ACECANH

Dr. Luis Eduardo Morales Buenrostro Dr. Rafael Reyes-Acevedo

Secretario de SLANH Presidente electo de STALYC

Dr. Héctor Martínez Eusebio Dr. Ramón García Trabanino

Secretario ACECANH Asociación de Nefrología e Hipertensión

Sociedad Dominicana de Nefrología Arterial de El Salvador

Presidente

Dr. Carlos Henríquez Dr. Miguel Saldaña

Asociación de Nefrología e Hipertensión Asociación de Nefrología e Hipertensión

Arterial de El Salvador Arterial de El Salvador

Representante Representante

Dr. Fabio Hernández Dr. Manuel Cerdas

Asociación Costarricense de Nefrología Asociación Costarricense de Nefrología

Presidente Representante

Dr. Régulo Valdéz Dr. César Cuero

Asociación Panameña de Nefrología Asociación Panameña de nefrología

Presidente Representante

Dr. Julio E. Silva Muñóz Dra. Agualuz Hernández

Sociedad Guatemalteca de Nefrología Sociedad Guatemalteca de Nefrología

Presidente Representante

Dr. Rafael Chávez Dr. Alfonso Zamora

Asociación de Nefrología e Hipertensión Asociación Nicaragüense de Nefrología

Arterial de El Salvador Representante

Representante

Dr. José Juan Castillos Dr. Rubén Galeas

Sociedad Dominicana de Nefrología Asociación de Nefrología Honduras

Representante Representante

Dr. Mario Antonio Enamorado Dr. Eduardo Santiago Delpin

Sociedad Cubana de Nefrología Registro Latinoamericano de Trasplantes

Representante Representante

 

Declaracion San Salvador Trasplante. FINAL . pdf copia

Translate »